Es posible que haya oído hablar de Botox como un tratamiento cosmético, pero ¿sabía usted que también tiene usos médicos? Pediatric Neurology está bien cualificado en el uso de la toxina botulínica, mejor conocida como Botox. Botox es una potente neurotoxina producida por la bacteria Clostridium botulinum, una bacteria que causaenvenenamiento alimentario (botulismo). Se conocen siete tipos de toxina de C. botulinum, pero sólo los tipos A y B se utilizan con fines medicinales.

¡Botox no es sólo para procedimientos cosméticos! La terapia de inyección de Botox se ha utilizado en el campo de la neurociencia para el tratamiento de muchos trastornos neurológicos. Las toxinas botulínicas son seguras y eficaces para el tratamiento médico cuando se administra en cantidades muy pequeñas por un neurólogo certificado.

La terapia de toxina botulínica se ha utilizado para tratar muchos trastornos neurológicos, incluyendo:

  • Parpadeo o contracción de los músculos de un lado de la cara
  • Distonías
  • Espasticidad producto de un derrame cerebral, esclerosis múltiple, lesiones cerebrales
  • Sudoración y salivación patológicamente anormal
  • Dolor de cabeza y otras condiciones dolorosas

El objetivo de utilizar botulínica es disminuir los espasmos musculares y el dolor sentido por el paciente.

La toxina botulínica ha demostrado ser útil en el tratamiento de muchas formas de distonía y es un tratamiento seguro y eficaz cuando se administra en cantidades muy pequeñas por un neurólogo calificado como el Dr. Davis.

Las neuronas generan nuevas terminaciones nerviosas que reactivan, por lo que el tratamiento suele repetirse cada 3 a 4 meses. La terapia física u ocupacional también se utiliza para estirar y restaurar la función muscular normal.

Por favor, contáctenos para agendar una consulta para determinar si la terapia de Botox es adecuada para usted.

Para obtener más información sobre los usos médicos de Botox, visite www.botoxmedical.com.